Rincón Projects. Bogotá, Colombia 

Calle 75# 22-44, Casa San Felipe, Bogotá

  • Blanco Icono de Instagram
  • Facebook Clean
  • Twitter Clean

Puertas al Mar​

Borders (What’s up with that?)

Politics (What’s up with that?)

Police shots (What’s up with that?)

Identities (What’s up with that?)

Your privilege (What’s up with that?)

Broke people (What’s up with that?)

Boat people (What’s up with that?)

The realness (What’s up with that?)

The new world (What’s up with that?)

Am gonna keep up on all that

Coro de la canción “Borders” de M.I.A. 1

 

“Mirar el agua en distintos escenarios del mundo”, fue el acto repetitivo que condujo a Santiago Vélez a comprender el mar como un espacio geográfico complejo en el que acontece uno de los fenómenos más estremecedores del mundo contemporáneo: la migración humana como consecuencia de fenómenos socio políticos diversos que destituye las condiciones básicas de existencia. La puerta aparece en estas imágenes como un objeto simbólico que contiene en sí mismo la contradicción que encarna el migrante en su travesía: esa búsqueda desesperada de otra vida aún en medio de la agonía dilatada que representa cruzar el mar. El advenimiento de lo insoportable y la inexplicable fuerza humana que lo soporta. La acción de Vélez con estas puertas enuncia una “hipotética y absurda solución” a la problemática del migrante, su carácter escultórico las mitifica como objeto mesiánico frágil e indestructible al unísono. Gesto de resistencia que evoca la revisitada ´Balsa de la medusa´ (1819) de Gericault2 , ese icono del desespero, de la impotencia frente al naufragio del cuerpo y también del espíritu (con todo lo que ello implica), una pintura que denunció la indiferencia ante la muerte y en consecuencia, ante la vida. 

Las imágenes de Vélez son bellas y perturbadoras, sus fotografías y videos enmarcan la presencia imponente de la naturaleza y a su vez la fuerza de la puerta erguida que se tambalea pero no cae. Esas puertas delatan la presencia (¿invisibilizada?) de quienes padecen la tragedia que implica ese involuntario suceso de atravesar tal vez con un único resultado posible: el de darle un continuum a esa tragedia que tomará otra forma una vez se esté al otro lado, en esa otra tierra, en medio de un enajenamiento brutal. Hay en la apuesta de Vélez un pensamiento profundo sobre los territorios de tránsito migratorio (liminal), la identidad, la precariedad de ciertas vidas y la intolerancia. De ahí que como artista haya constituido una figura que es producto de sus investigaciones visuales e histórico-geográficas: “la geopoética del agua”, categoría que emerge de intersecciones donde el agua como concepto se dramatiza: “agua y frontera”, “agua y capitalismo de ficción” ó “agua y compromiso”. Las ideas de Vélez se traducen en obras de arte que pueden ubicarse en lo que se ha dado en llamar estética de la resistencia, una forma de arte que se levanta “contra las proclamaciones de ¿la verdad? divulgadas por los regímenes represivos” (Jean Fisher) y añade Gerardo Mosquera “hay que recurrir con determinación a la capacidad afectiva del arte para desafiar esas proclamaciones hegemónicas de la verdad”. El Golfo de Urabá, el Estrecho de La Florida y el Mar Mediterráneo, son algunos de los lugares donde Vélez ha estado observando la vida de quienes migran. Cada paisaje humano (y entiéndase acá el término en su sentido más político) con su particular carácter, su miedo, su humanidad vulnerada, su afecto (…) Puertas al mar escenifica una idea de tiempo que no existe, la inmaterialidad de la promesa y por sobre todas las cosas la resiliencia de esos cuerpos migrantes ausentes de sí mismos. “Los otros sólo se nos aparecen como realmente vivos si sus vidas son percibidas como vulnerables, eso es, bajo el riesgo de la depresión y la pérdida, la única forma en la que podemos intentar controlar la replicación del terror es abrazando la vulnerabilidad del otro y respetando sus derechos y obligaciones”, una sentencia de Judith Butler que se conecta con lo que tiembla fuera de los marcos de las imágenes que acá vemos y afrontamos: hacemos cara a este fenómeno asumido como impropio.

1 Fronteras (¿qué me dices de eso?). Política (¿qué me dices de eso?). Disparos de policía (¿qué me dices de eso?). Identidades (¿qué me dices de eso?) . Tu privilegio (¿qué me dices de eso?). Gente arruinada (¿qué me dices de eso?). Gente en bote (¿qué me dices de eso?). La realidad (¿qué me dices de eso?). El nuevo mundo (¿qué me dices de eso?) Voy a seguirle el paso a todo eso. Videoclip Borders: https://www.youtube.com/watch?v=r-Nw7HbaeWY Coro de “Fronteras”, composición de Maya Arulpragasam (M.I.A.) músico, artista y realizadora audiovisual inglesa nacida en Hounslow, Londres. Su infancia estuvo marcada por el desplazamiento forzado y una forma de vida precaria a causa de la guerra en Sri Lanka (1983 – 2009).​

Por: Érika Martínez Cuervo